Enfermedades de Transmisión Sexual

Por tales entendemos aquellas infecciones que el paciente padece después de haber tenido un contacto sexual.

Es muy importante saber que no todos los gérmenes producen enfermedades de trasmisión sexual, es decir que se puede tener una infección urinaria, o prostática y si es por determinados gérmenes que no se contagian por vía sexual , esta infección no se trasmite a la pareja

Podemos agrupar las enfermedades e trasmisión sexual dependiendo del tipo de germen causante.

Infecciones por hongos

Quizá la candidiasis sea una de las enfermedades de trasmisión sexual mas frecuentes, es producida por un germen llamado candida albicans.

Después de un contacto sexual suele producir picor y molestias a nivel del pene, así como cierto grado de enrojecimiento en dicha zona.

NO es una patología grave que tiene un tratamiento fácil, y que también tiene que hacer la pareja. El problema de este tipo de infecciones es que son muy frecuentes y en determinadas mujeres incluso con cambios en el sistema inmune por toma de antibióticos, estrés o simplemente por el periodo pueden desarrollar una infección de este tipo.

Infecciones por virus

Existe una amplia variedad de virus que pueden ser de trasmisión sexual, alguno de los mas conocidos son el virus herpes tipo II, algunos tipos de condilomas, el moluscum, etc.

Prácticamente todos producen determinado tipo de verrugas o pápulas, que generalmente no producen síntomas pero a veces pueden producir picor. Ante la aparición de una verruga peneana es importante no tener mas contactos, no tocarla demasiado y acudir al especialista para que la queme con productos químicos , frío, calor, etc.

Una mención especial por su alta frecuencia es el virus papiloma humano. Es una infección que afecta a posiblemente mas del 70% de las parejas, en el hombre no produce ninguna sintomatología, salvo en alguna ocasión la aparición de una verruga, en el varón no suele tener mas implicaciones clínicas.

El problema viene en el caso de las mujeres, este virus tiene una clara relación con de carecer de cuello de útero, por eso el control por parte del ginecólogo en estos casos tiene que ser estricto y muchos varones acuden a la consulta de urólogo por que a sus parejas se lo han diagnosticado.

Existe un grupo de virus como son los de las hepatitis que pueden ser de trasmisión sexual , concretamente la hepatitis B y C. Estos virus no suelen ser muy infectivos por esta vía y generalmente puede ser necesario mas de un contacto sexual para infectarse, de cualquier modo el uso de protección adecuada es obligatorio.

El virus HIV tampoco tiene una infectividad muy alta pero puede contraerse por vía sexual , igualmente el uso de medidas de protección es altamente recomendable

Infecciones por bacterias

Quizá la enfermedad de trasmisión sexual mas frecuente será la gonococia, producida por una bacteria denominada neiseria gonorreae.

Después de un contacto sexual de riesgo, suele tener un periodo de incubación de unos 7 días al cabo de los cuales el paciente suele tener escozor importante al orinar y la emisión de un liquido y a veces pus a través de la uretra. Su tratamiento es sencillo con antibióticos específicos , pero es altamente contagiosa por ello hay que abstenerse de tener relaciones hasta que el paciente este curado.

Otros

Existen otro grupo de gérmenes que producen enfermedades de trasmisión sexual como la tricomonas, gadnerella, la clamidea, los piojos del pubis, etc.

Las tres primeras suelen producir uretritis similares a las de la gonorrea aunque con una intensidad menor , también tienen un tratamiento relativamente sencillo una vez identificado el germen.

El caso de los pediculus pubis (piojos del pubis) son un parásito que produce un picor intenso y es altamente contagioso, también de tratamiento fácil con fármacos específicos.

La sífilis, enfermedad producida por el treponema palidum, cada vez es más infrecuente, su tratamiento en las fases iniciales de la enfermedad es muy sencillo y en las baterías de diagnóstico se incluye siempre para descartar su contagio

Ante un contacto sexual no habitual, lo que habar que tener muy claro es que siempre hay que usar protección, ya que con ella podemos evitar una serie de molestias innecesarias.

Si no ha sido así, y aparecen algún tipo de síntomas deberemos acudir al especialista para que realicen los test adecuados para identificar algún tipo de germen y dárnosle tratamiento específico.

Información del autor

Manuel Fernández Arjona
Especialista en Urología
Hospital Universitario del Henares
Alcalá de Henares