Retención aguda de orina (RAO)

Entendemos por retención aguda de orina la situación en la que el paciente es incapaz de orinar y esta orina se queda retenida a nivel de la vejiga. Hay que diferenciar entre retención de orina y ausencia de emisión de orina. En el primer caso que es el que nos ocupa el paciente no puede orinar porque algo se lo impide pero los riñones producen orina y esta llega a la vejiga donde se acumula; en la ausencia de emisión de orina lo que ocurre es que el riñón no produce orina y por tanto no hay nada que orinar y no se acumula en ningún lado ; esta última no suele ser una patología urológica y se debe mas bien a problemas cardiológicos, renales, etc.

La retención aguda de orina se produce sobretodo en varones y la causa mas frecuente es la hiperplasia prostática benigna.  (puede suponer hasta el 90% de las retenciones de orina)

En mujeres suele ser mas infrecuente y en la mayor parte de las ocasiones se debe a problemas vesicales.

Las causas mas frecuentes son:

  • Hiperplasia prostática benigna.
  • Estenosis de uretra.
  • Litiasis urinaria
  • Cáncer de próstata
  • Patología vesical ( vejigas hipocontractiles , vejiga neurogenas, etc)
  • Cuerpos extraños
  • Postquirurgicas
  • Traumatismos incluyendo intentos de sondaje fallidos
  • Malformaciones congénitas.

No debemos olvidar que es una situación urgente en la que es necesario ser valorado en un servicio de urgencias y si se confirma la retención será necesario colocar una sonda vesical.

Cuando se produce la retención urinaria, lo primero que observamos es la dificultad para orinar, con un choro miccional muy flojo o incluso ausencia de emisión de orina. Suele acompañarse de dolor suprapúbico lo cual es normal, a medida que la vejiga se va llenando esta se va distendiendo y se va produciendo ese dolor. La sensación permanente de ganas de orinar también es otro síntoma asociado.

Puede aparecer un bulto suprapúbico que corresponde a la vejiga que se esta llenando.

La propia situación clínica hace que la mayor parte de estos pacientes acudan a un servicio de urgencias.

El diagnóstico es relativamente sencillo:

  • Los antecedentes del paciente y la situación clínica suele ser muy indicativa.
  • La incapacidad de emisión de orina es un síntoma clave.
  • A la exploración clínica se puede palpar el globo vesical antes mencionado.
  • La ecografía nos permite ver una vejiga con una cantidad de orina inusual

Una vez que el diagnostico esta hecho el tratamiento es obvio , necesitamos pasar una sonda através de la uretra y hasta la vejiga , para conseguir vaciar el volumen de orina acumulado.

En ocasiones pasar esta sonda puede ser una tarea complicada y a veces imposible. Si esto ocurre el siguiente paso seria colocar una sonda en la vejiga pero a través de la pared abdominal, lo que se llama talla vesical.

La talla vesical es un dispositivo que consta de un elemento de punción y una sonda  y que nos permite puncionando el abdomen llegar hasta la vejiga y dejar colocada la sonda dentro para vaciar la orina acumulada.

Una vez resuelto el problema de la retención aguda de orina bien con una sonda vesical o con una talla vesical, necesitamos tratar la causa que ha producido dicha retención.

Para ello habrá que hacer un diagnóstico lo mas fino posible de las causas de la misma y tratar dependiendo de la etiología.

Información del autor

Manuel Fernández Arjona
Especialista en Urología
Hospital Universitario del Henares
Alcalá de Henares