Traumatismos del aparato urinario, y genital masculino

El sistema genito-urinario puede sufrir diversos traumatismos con diferente gravedad.

Lo mas importante después de haber recibido un golpe es pensar que aunque no aparezcan síntomas pude existir una alteración, con lo que la valoración urológica será necesaria y si aparecen síntomas, con mas razón

Los traumatismos genito- urinarios mas habituales son:

Traumatismo lumbar

Cuando sufrimos un golpe en la zona lumbar , o incluso a nivel abdominal puede existir una afectación a nivel de riñón.  El riñón es un órgano con muchos vasos y ante un traumatismo alguno de estos se puede romper y provocar un hematoma renal.

Afortunadamente la mayor parte de los traumatismos renales producen hematomas contenidos, es decir que no producen un sangrado activo y continuo, en este caso la observación es el tratamiento mas adecuado.

Si el traumatismo ha sido de gran intensidad o ha existido la mala suerte de provocar un sangrado activo el paciente empezara a encontrarse clínicamente mal con endurecimiento del abdomen y signos de afectación vital, en ese caso puede ser necesaria una cirugía de urgencia.

Indudablemente la mejor forma de diagnosticar este cuadro clínico es mediante ecografia y TAC

Traumatismo escrotal

El traumatismo escrotal también es muy frecuente en diversas situaciones como la practica de deportes como el futbol. Los traumas escrotales deben de controlarse, especialmente si producen algún tipo de síntomas como el dolor , inflamación, enrojecimiento , etc. Ante cualquier duda es recomendable realizar una ecografia que es una prueba poco agresiva y nos da información de cómo esta el testículo.

En muchas ocasiones el retraso en este tipo de pruebas puede llevar a la perdida del testiculo.

Traumatismo uretral y peneano

El típico traumatismo que afecta a uretra suele ser la caida a horcajadas sobre una bicicleta o sobre una barra o una precipitación. Si existe una afectación uretral no suele haber muchos síntomas , pero puede existir sangrado através de la misma       ( uretrorragia). Un síntoma que obliga a acudir a urgencias es la imposibilidad de orinar, que puede producirse porque la uretra es el conducto por el que la orina sale al exterior y si esta rota se puede producir una retención de orina.

Ante un traumatismos de estas carecterísticas es recomendable acudir a urgencias y comprobar que el paciente es capaz de orinar, este suele ser el punto mas importante, el sangrado suele ser autolimitado y se resuelve sin necesidad de realizar ninguna maniobra, aunque en ocasiones es necesario sondar al paciente      ( siempre con mucha precaución) o colocar una talla vesical para que pueda orinar.

Los traumatismos peneanos se producen en la mayor parte de los casos cuando el pene esta en erección.  En ocasiones en el trascurso de una relación sexual el pene puede chocar contra parte del periné sin provocar una penetración efectiva y esto produce que el pene se doble y al estar en erección puede provocar la rotura de la albuginea. La albuginea es una membrana que recubre los dos cuerpos cavernosos, muy dura y resistente, cuando se rompe suele provocar un chasquido muy característico, se acompaña de un dolor moderado y algo de sangrado. El tratamiento habitualmente es conservador , pero dependiendo del hematoma y el sangrado a veces es necesario operar para suturar la parte rota de albuginea cavernosa.

Traumatismo vesical

El caso de la vejiga en algo especial ya que este órgano no es mas que una bolsa o recipiente donde se almacena la orina que viene del riñón y espera a que el paciente orine para vaciarla.

Los traumatismos que afectan a la vejiga suelen ser por desaceleración, en un accidente de coche cuando circulamos a cierta velocidad y paramos bruscamente por un golpe si la vejiga esta llena desarrolla una energía enorme que hace que pueda romperse. Solo hay que pensar en un objeto de unos 250 gramos ( 250 ml aproximadamente) volando a 90 kilometros por hora y que se para bruscamente contra una pared.

Otro mecanismo por el que una vejiga puede afectarse es cuando existe un traumatismo pélvico y se rompen parte de los huesos de la cadera, la vejiga esta rodeada por esos huesos y alguno puede impactar en su pared y lesionarla.

 

TIPO TRAUMA SINTOMA DIAGNOSTICO TRATAMIENTO
RENAL Dolor lumbar

hematuria

Ecografia

TAC

Conservador

Cirugia ocasional

ESCROTAL Dolor escrotal

Aumento escroto

enrrojecimiento

Ecografia Analgesico

Cirugia ocasional

URETRAL Imposibilidad orinar

sangrado

Clinica

Uretrografia retrograda

Conservador

Sondaje

Talla vesical

PENEANO Dolor peneano

Hematoma peneano

Ecografia

Clinica

Conservador

Cirugia ocasional

VESICAL Dolor

Sangrado

Imposibilidad orinar

Ecografia

Cistografia

Cirugia casi siempre

Ante cualquier traumatismo habrá que estar muy vigilante de los síntomas que el paciente pueda padecer y  ante la mas minima duda solicitar una valoración medica para evitar complicaciones futuras.

Información del autor

Manuel Fernández Arjona
Especialista en Urología
Hospital Universitario del Henares
Alcalá de Henares